La feria del Parque Centenario, un clasico de Buenos Aires!

Una de las más reconocidas de la capital federal ,es sin ninguna dudas, la feria del Parque Centenario. Con alrededor de 1800 puestos, le dan vida cada sábado y domingo para ilustrar al parque con un sin fín de colores y propuestas. Cables de computadora, ropa interior y medias, productos de limpieza e higiene, repuestos para guitarra, antigüedades, son algunos de los artículos que alguien podría encontrar caminando por los pasillos de la feria.

Por la avenida Patricias Argentinas, se puede visualizar un puesto de venta de fragancias Saafirus. Más adelante otro comerciante se dedica a la venta de muñecos de confección artesanal muy coloridos y que verdaderamente quedan muy lindos para adornar algun rincon de nuestras casas. Otro comerciante ofrece artículos de cocina tales como espumaderas, tenedores, cuchillos, entre otros.

A media mañana los compradores empiezan a aparecer en el pasillo de la feria, también turistas de diversas nacionalidades, curiosos, gente que busca precio, etc. Poco a poco la feria se va poblando y los comerciantes le ponen una pisca de alegría a las pasarelas de la avenida Patricias Argentinas.

Entre ropa, discos y cueritos para canilla, un muchacho de vestimenta muy particular ofrece artículos electrónicos, cargadores de celulares, parlantes bluetooth, memorias, y algo que llama la atención, un cargador con panel solar.

Llegado ya el medio dia los stands de comidas rápidas tales como hamburguesas y panchos toman protagonismo. Tampoco faltan los puestos de choripanes y hasta se hacen presente los vendedores ambulantes ofreciendo papas fritas en paquete y gaseosas.

Entre los múltiples rubros, no pueden faltar las remeras como motivo de diferentes bandas de musica, las mismas toman protagonismo para remarcar estilos como el rock nacional, el heavy, el punk o el hardcore, estampadas en serigrafía en tela de algodón. También se ofrecen cadenitas, pines y estampas con diferentes motivos para pegar en las camperas.

Los puesteros mayormente suelen ser muy atentos y charlatanes, ofrecen caramelos a sus clientes pero algunos prefieren tomar mate y esperar a que las personas pregunten por alguno de sus artículos.

Otro de los feriantes nos ofrece pijamas para niños, muy alegres en una sola pieza con cierre en el medio y con gran variedad de personajes tanto para varón como para mujer como por ejemplo Mickey, Minie, el Pato Donald.

Y si de instrumentos de música se trata, la feria también cuenta con un puesto de elementos de música muy variado, cancioneros, revistas técnicas para tocar la guitarra, instrumentos musicales como por ejemplo guitarras, también clavijeros y cuerdas.

Ya casi en donde se termina la feria, un artesano del broce, de unos cuantos años de edad, muy prolijo y señorial el cual si vas con tiempo te explica los trucos del oficio, realmente es para oírlo porque te enseña a que no engañen cuando compras elementos de bronce.

Llega la tarde, y la feria Ubicada en Malvinas Argentinas culmina su jornada en donde puesteros, compradores y curiosos se hacen presente para darle un matiz diferente al parque centenario.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*